Campaña Apadrina 2006

Proyecto Cusco con Ayuda en Acción

Junto con Ayuda en Acción y gracias a la colaboración de nuestros empleados conseguimos el apadrinamiento de 29 niños y niñas de la región de Cusco, en Perú. De esta manera se les ha podido proporcionar desde entonces a estos niños una mejor vivienda, alimentación, atención sanitaria y acceso a la educación. En definitiva, una mayor calidad de vida y un futuro mejor.

La estrategia del desarrollo

Ayuda en Acción trabaja en el área de desarrollo de Cusco junto a la organización local “Centro Andino de Educación y Promoción José María Arguedas” (CADEP-JMA) que cuenta con una larga trayectoria de apoyo al desarrollo rural, al trabajar en este aspecto desde el año 1968.

Nuestro principal objetivo es impulsar el desarrollo local y lograr disminuir la pobreza de estas comunidades. Con este fin, hemos llevado a cabo un análisis de la situación y un detallado estudio de los recursos de la zona que nos permite un mayor entendimiento de los problemas específicos a los que se enfrenta la población y nos posibilita diseñar, junto con las familias y miembros de la comunidad, las acciones necesarias para mejorar sus condiciones de vida.

En el ámbito de las iniciativas económicas, respaldaremos la mejora de la infraestructura y la gestión del agua, al tiempo que ofreceremos el asesoramiento a las familias en materia legal para conseguir la propiedad de las tierras. De igual modo, promoveremos la realización de ferias de biodiversidad, con las que dar a conocer productos alternativos y colaboraremos en la capacitación de la población en técnicas de comercialización.

En el terreno de la salud, nuestro principal objetivo será la reducción de la desnutrición crónica de los niños, prestando una especial atención a la prevención de este problema desde la etapa de gestación. Para ello dirigiremos nuestro trabajo hacia la salud reproductiva, el saneamiento básico, la mejora de las condiciones de las viviendas y la implicación de toda la comunidad en el cuidado de los niños. De igual modo, contribuiremos a mejorar la calidad educativa en la zona mediante la formación de los docentes, la adecuación de sus viviendas, la realización de obras de infraestructura en las escuelas y la dotación de material educativo a éstas. Todo esto se complementará con programas de alfabetización para mujeres y de formación de líderes comunitarios.

En este sentido, tendrá gran importancia la creación de nuevos comités de desarrollo local y el apoyo a los ya existentes. La idea que late detrás de la constitución de estas organizaciones es la de tener una voz colectiva y acometer acciones que individualmente serían imposibles. Pretendemos que estas organizaciones populares sean, ellas mismas, las generadoras de sus procesos de desarrollo y puedan, en definitiva, ser dueñas de su propio destino.