Presentación

Campaña Apadrina '06

Campaña Apadrina '06.

Esta campaña, realizada entre nuestros empleados, se hizo con el fin de incentivar el apadrinamiento de niños y niñas de la zona de Cusco, en Perú.

Gracias a la colaboración con Ayuda en acción, pudimos conseguir un total de 29 apadrinamientos, que proporcionan a estos niños una mejor vivienda, alimentación, atención sanitaria y acceso a la educación.

29 apadrinamientos que ayudan a ofrecer una calidad de vida mejor. Un horizonte de nuevas oportunidades.

El proyecto Cusco. Ayuda en Acción.

UNA VISIÓN GENERAL DE LA ZONA:

El área de desarrollo de Cusco, ubicada en el departamento sureño del mismo nombre, engloba las provincias de Chumbivilcas y Anta. Esta es una de las zonas de Perú con mayor índice de pobreza extrema y los principales problemas a los que nos enfrentamos aquí son la precariedad de las viviendas, una práctica sanitaria insuficiente, un frágil sistema educativo, una infraestructura básica inadecuada, una carente red de comunicaciones y una realidad de desigualdad, exclusión e injusticia social.

La población del área está constituida por campesinos indígenas quechuas, herederos de una cultura milenaria, que están resistiendo desde hace siglos a los efectos de la erosión cultural que les obliga a organizar su vida y su futuro apoyándose en valores y tradiciones extraños a ellos.

La mayoría de las familias vive en el ámbito rural, en casas construidas a partir de adobe, con techos de paja y suelos de tierra y se dedican fundamentalmente a la agricultura de subsistencia, en tierras que no son de su propiedad. A esta situación hay que unir la escasa fertilidad del suelo, unos sistemas de riego ineficaces, así como una gran cantidad de plagas y enfermedades de las plantaciones lo que da lugar a escasos beneficios.

En el ámbito educativo, nos encontramos con unos bajos niveles de rendimiento, unos elevados índices de absentismo y deserción, así como una limitada formación de los maestros. A ello se une la escasa infraestructura escolar y unos materiales didácticos insuficientes.

Una situación parecida nos encontramos en el ámbito de la salud. Los niveles de desnutrición crónica infantil son alarmantes, al verse afectado el 78% de los niños menores de 5 años. Esto da lugar a unas altas tasas de anemia y mortalidad infantil. Son muchos los factores que influyen en esta situación, siendo las sequías constantes, la carencia de alimento en los hogares, así como las inadecuadas prácticas alimentarias las causas más habituales. A ello se une la carente oferta sanitaria y los bajos niveles de escolaridad de los padres lo que provoca una limitada participación de la familia y de la comunidad en el bienestar de los niños.

LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO:

Ayuda en Acción trabaja en el área de desarrollo de Cusco junto a la organización local “Centro Andino de Educación y Promoción José María Arguedas” (CADEP-JMA) que cuenta con una larga trayectoria de apoyo al desarrollo rural, al trabajar en este aspecto desde el año 1968.

Nuestro principal objetivo es impulsar el desarrollo local y lograr disminuir la pobreza de estas comunidades. Con este fin, hemos llevado a cabo un análisis de la situación y un detallado estudio de los recursos de la zona que nos permite un mayor entendimiento de los problemas específicos a los que se enfrenta la población y nos posibilita diseñar, junto con las familias y miembros de la comunidad, las acciones necesarias para mejorar sus condiciones de vida.

En el ámbito de las iniciativas económicas, respaldaremos la mejora de la infraestructura y la gestión del agua, al tiempo que ofreceremos el asesoramiento a las familias en materia legal para conseguir la propiedad de las tierras. De igual modo, promoveremos la realización de ferias de biodiversidad, con las que dar a conocer productos alternativos y colaboraremos en la capacitación de la población en técnicas de comercialización.

En el terreno de la salud, nuestro principal objetivo será la reducción de la desnutrición crónica de los niños, prestando una especial atención a la prevención de este problema desde la etapa de gestación. Para ello dirigiremos nuestro trabajo hacia la salud reproductiva, el saneamiento básico, la mejora de las condiciones de las viviendas y la implicación de toda la comunidad en el cuidado de los niños.

De igual modo, contribuiremos a mejorar la calidad educativa en la zona mediante la formación de los docentes, la adecuación de sus viviendas, la realización de obras de infraestructura en las escuelas y la dotación de material educativo a éstas. Todo esto se complementará con programas de alfabetización para mujeres y de formación de líderes comunitarios.

En este sentido, tendrá gran importancia la creación de nuevos comités de desarrollo local y el apoyo a los ya existentes. La idea que late detrás de la constitución de estas organizaciones es la de tener una voz colectiva y acometer acciones que individualmente serían imposibles. Pretendemos que estas organizaciones populares sean, ellas mismas, las generadoras de sus procesos de desarrollo y puedan, en definitiva, ser dueñas de su propio destino.

 

Si quieres colaborar con Ayuda en acción ó apadrinar a un niño, pulsa aquí.